Congresos de traducción en México: nuestra participación e impresiones

Este año, además de participar en la FUL, participamos de nuevo en el Congreso de San Jerónimo durante la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Dimos un taller de 3 horas sobre la traducción creativa en publicidad. Les dejamos la entrada del blog en el que colaboramos como autores invitados 20.000 Lenguas donde compartimos una reseña de la actividad del sector en el último trimestre del año en México.

constancias congreso

¿Qué se cuece en el mundo de la traducción en México?

El gremio de la traducción en México ha estado muy activo estas últimas semanas de noviembre y yo con él. En Querétaro se celebró un primer seminario de traductores e intérpretes. Contamos con la presencia de grandes personalidades de nuestro sector como Tony Rosado, Xosé Castro o Jorge de Buen. Asistieron profesionales y muchos jóvenes, en su mayoría estudiantes de diversas facultades del país. Me da la impresión de que son los jóvenes estudiantes quienes están generando más actividad. Es una percepción muy personal, pero sí me parece que los traductores establecidos no acuden mucho a este tipo de congresos, se agremian poco y raramente salen para hacerse visibles. Tengo algunos colegas que confiesan estar muy atrapados tras su computadora y reconocen la necesidad de juntarse con los demás traductores, pero no lo hacen.

IMG_3926

Tony Rosado dio una charla que me encantó. Habló sobre las diferentes etapas profesionales en las que se puede encontrar un traductor o un intérprete y nos instó a mirar hacia adelante, a no estancarnos y no contentarnos con ser un proveedor más para nuestros clientes, un número en la base de datos del cual pueden prescindir y reemplazar rápidamente. Nos recordó que debemos aspirar a ser profesionales que ofrecen servicios de alta calidad y aportan valor, de tal forma que el cliente nos conozca por nombre, nos dé el lugar que merecemos y pague lo que valemos. Afirmó con toda honestidad que podemos y debemos negociar nuestros honorarios e incluso imponer nuestras condiciones a los clientes, y que no tengamos miedo a aspirar a tener trabajo constante, interesante y bien remunerado.

Xosé nos dio sus valiosos consejos para mejorar la productividad y Jorge de Buen nos introdujo al documentismo sin poder esconder su auténtica pasión por la estética y la belleza.

cena

El pasado fin de semana, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, se celebró el Congreso de Traducción de San Jerónimo organizado por la Organización Mexicana de Traductores. Tuvimos la fortuna de escuchar a grandes ponentes como Tess Whitty, Tony Rosado y Mercedes Guhl, entre otros. Se habló mucho sobre traducción literaria, sobre la interpretación de lenguas indígenas en México y en Estados Unidos, entre otros temas. Yo tuve la fortuna de impartir un taller de traducción creativa en publicidad que disfruté mucho, y creo (espero) que los asistentes también.

IMG_3927

Ya sabemos que los temas relacionados con encontrar clientes, fijar tarifas y el marketing para traductores e intérpretes son de los más populares. Una de las ponencias que más me interesó y quiero comentar aquí, la dieron las hermanas Gómez Porchini. Expusieron de una manera muy clara la posibilidad de vivir bien de la traducción en México y lo que recojo de su charla fue el énfasis que dieron a que las personas se animaran a dedicarse de lleno a la traducción, que no lo hicieran como un complemento a otro trabajo o como un hobby para «ganarse un dinerito extra», y que empezaran a verla como un negocio con las consiguientes estrategias, compromisos y obligaciones que conlleva. Me interesó mucho escucharlas pues hablaron de una realidad que veo mucho aquí. Mucha gente «hace traducciones» en su tiempo libre y no da facturas con valor fiscal, no quiere adquirir los programas informáticos de apoyo a la traducción y no está dispuesta a lanzarse de lleno y a creer en la posibilidad de profesionalizarse en este sector. Quizá no lo ven como un sector realmente profesional y siguen creyendo, quizá inconscientemente, que es una actividad que cualquiera con dominio de idiomas puede hacer.

Creo que el hecho de que se impartan estas charlas en los congresos habla de lo extendida que está esta realidad y a la vez agradezco que se diga pues ayuda a que juntos cambiemos la mentalidad y empecemos a formar un colectivo profesional fuerte y seguro de sí mismo. Quiero instar a todos los que estamos en este mismo barco en México a que empecemos por tomarnos en serio a nosotros mismos, que seamos más activos, que vayamos a más congresos y a más cursos de formación continua, que nos agremiemos y aboguemos por fortalecer la imagen de nuestra profesión como lo que es, una actividad para la que se requieren habilidades y conocimientos específicos que van mucho más allá de hablar idiomas.

Creo que hay que darse el tiempo de acudir a los congresos y seminarios. No solo sirve para actualizarse y aprender las novedades del sector; sirve para darse a conocer, para crear y fortalecer alianzas profesionales e incluso para hacer nuevos amigos, todo lo cual realmente es enriquecedor. Es importante dejar de verlo como un gasto y verlo como una inversión e incluso un disfrute pues uno sale de su oficina, viaja a otras ciudades y disfruta de renovar los aires. Estoy muy contenta de haber participado este año en dos congresos y un seminario aquí en México, y espero que sigamos moviendo nuestro sector cada vez más.

Les dejo esta viñeta de Mox que con su humor y genialidad característicos nos recuerda por qué sí vale la pena acudir a los Congresos de nuestra profesión.

cena 4

Leave a Reply